Preguntas Frecuentes de Foam Rollers

Esta práctica ha incrementado en popularidad en la última década, y con buena razón. Hoy en día, la mayoría de los gimnasios o centros de ejercicio tienen diferentes foam rollers (rodillos de espuma) de diferentes tamaños, consistencias y colores.

El usar foam rollers (auto-liberación miofascial) tiene beneficios muy grandes los cuales te pueden ayudar a entrenar meas duro y al mismo tiempo eliminar las lesiones. Así que quiero platicar del que, por qué y cómo de esta práctica.

Foam Rolling FAQ
¿Que es “foam rolling” (rodillos de espuma)?
Foam rolling es una técnica que se usa como tipo de masaje para aliviar ciertos puntos de activación. Al aplicar el foam roller a diferentes músculos del cuerpo, puedes ayudar a corregir ciertos desequilibrios musculares y ayudarlos a que regresen a su función normal donde están saludables y listos para trabajar.

Estos puntos de activación, conocidos como “nudos”, se forman en los músculos. Los nudos pueden variar en tamaño y suelen ser dolorosos cuando aplicamos presión hacia ellos. Estos nudos se desarrollan en gran parte por el estrés, ejercicio, el uso excesivo, la falta de uso, los desequilibrios en nuestro movimiento, y las heridas y lesiones.

¿Porqué las personas lo usan?
La práctica de “foam rolling” ayuda a desvanecer los nudos musculares. Esto puede ayudar a incrementar el flujo de sangre por todo el cuerpo, el cual ayuda a aliviar la tensión no deseada, incrementar la variedad del movimiento, y finalmente, incrementar el rendimiento.

Foam rolling puede disminuir la probabilidad de tener una lesión al igual que la cantidad de tiempo para recuperarse después de un entrenamiento. Como resultado podrás entrenar con más frecuencia y más arduamente y tus resultados serán más rápidos.

Como Usar el Foam Roll
Para usar un foam roller de manera correcta, aplique presión moderada a un músculo específico o un grupo de músculos usando el foam roller y su peso corporal. Debes rodar de manera lenta y gradual, no más de una pulgada cada segundo. Cuando encuentres áreas que son muy dolorosas, para por varios segundos y relájate lo más posible, respira de manera lenta y profundamente. Debes sentir que tu músculo se relaja de manera lenta. Continúa esto por 30 a 60 segundos por cada músculo.

Si un área es muy dolorosa y no se puede aplicar presión directa, cambia la posición del foam roller para aplicar presión en el área cercana y aplica presión gradualmente. Haz esto hasta lentamente hacia el área dolorosa hasta que el dolor comience a disminuir.

Foam rolling se puede hacer en conjunto con tu ejercicio, como calentamiento o durante el enfriamiento. Si lo haces durante el calentamiento, debe ser lo primero que haces. Esto ayuda con la circulación y a disminuir la tensión en los músculos. Cuando lo hacemos como parte del enfriamiento, nos ayuda con la circulación y permite que la sangre que se ha acumulado en los músculos tenga un flujo más fácil, el cual permite que el oxígeno entre a los músculos y comience el proceso para sanar y prevenga el dolor muscular.

Foam rolling no se tiene que hacer solo durante el ejercicio. Mi tiempo favorito para usar mi foam roller y durante mi rutina a la hora de dormir. Tomo 10 a 15 minutos para rodar los grupos esenciales musculares. Esto ayuda a estimular mi sistema parasimpático  y ayuda a mi cuerpo y mente a poder dormir de manera más rápida, mientras que ayuda a mis músculos a recuperarse y aliviar la tensión que formaron durante el día.

Así que, ya sea antes o después del ejercicio, o parte de tu rutina en la noche, unos pocos minutos de foam rolling cada día pueden ayudar a mantenerte activo y libre de dolor y ayudarte a sentirte joven por muchos años.

¡Este artículo fue escrito por Coach Kristina!

Unicity Coach Kristina

Etiquetas:

Share:



FOLLOW US